Con más de 100.000 metros cuadrados y una inversión cercana al $1,5 billones, el Centro de Tratamiento e Investigación sobre Cáncer Luis Carlos Sarmiento Angulo abrió sus puertas a los pacientes.

A pesar de que en Colombia, según el Instituto Nacional de Cancerología (INC), el cáncer fue la segunda causa de muerte en 2020, aun con la pandemia por covid-19, la investigación que se hace en el país sobre esta enfermedad es muy poca. Aunque no hay datos precisos, Brigel de las Salas Calderón, coordinador de investigaciones clínicas del Centro de Tratamiento e Investigación sobre Cáncer Luis Carlos Sarmiento Angulo (CTIC), dice que “la mayoría de los datos que tenemos para tratar el cáncer fueron obtenidos de otro tipo de poblaciones, mas no de población hispana”.

Precisamente el CTIC, que hoy abre sus puertas a la población colombiana, tiene como uno de sus pilares investigar el cáncer en el país. De esa manera, señalan, “esperamos cambiar la historia de esta enfermedad en Colombia, entendiendo cómo funciona y qué tratamientos innovadores podemos ofrecerles a las personas que padecen algún tipo de cáncer”, que, según las cifras más actualizadas de la Cuenta de Alto Costo, fueron 416.289 para 2020.

El CTIC, que cuenta con un área total de 100.000 metros cuadrados distribuidos en dos grandes edificios, fue inaugurado en la tarde del jueves por su donante, Luis Carlos Sarmiento Angulo y algunos de sus familiares. “El cáncer es una enfermedad de dimensiones increíbles”, afirmó Sarmiento, quien resaltó algunas cifras sobre las muertes ocasionadas por esta enfermedad en el mundo. Mientras la Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que más de 15 millones de personas han fallecido en el mundo por cuenta del covid-19 desde el inicio de la pandemia, tan solo en 2021, 10 millones de personas lo hicieron por cáncer, según la misma Organización. Para Sarmiento, “tal gravedad de la enfermedad merecía un hospital especial para el cáncer”.

Producto de esa intención, invirtió cerca de $1,5 billones para construir el centro de alta tecnología más grande en el país y uno de los más importantes en América Latina. En el primer edificio, de 11 pisos, el CTIC ofrece 120 unidades para hospitalización, siete para trasplantes, 11 para cuidados intermedios y 30 para intensivos. Además, en uno de sus cuatro búnkeres de radioterapia se ofrecerá, por primera vez para Colombia y la región, una radiocirugía con el CyberKnife S7, un sistema que permite administrar altas dosis de radiación a tumores muy pequeños con altísima precisión, a pesar de que estos se muevan. Esto se logra, explican los especialistas del centro, gracias al sistema robótico que, por ejemplo, hará posible operar un tumor en un pulmón mientras este se mueve producto de la respiración.